FANDOM



Para comenzar el Trabajo sobre lo que es el Dialecto, se necesita primero explicar lo que es lengua y puede ser referencia al idioma, un sistema de comunicación verbal o gestual propio de una comunidad humana. Históricamente las lenguas son consagradas por un estado como la manera en que esa comunidad se comunica. Más allá de que se designe a una lengua como el idioma propio de un estado suele ocurrir que las demás lenguas que se hablaban en ese territorio van a seguir existiendo y muchas veces a estas se les llama dialecto.

Serán varios los autores quienes quieran darle una definición a lo que es el dialecto.

Según Eugenio Coseriu dice que “En la delimitación usual de las “lenguas” como conjuntos identificables y autónomos de tradiciones del hablar (lenguas históricas o idiomas), se tienen en cuenta no sólo criterios estrictamente glotológicos, sino también criterios históricos, políticos, culturales, etc.” Y sigue razonando que ello se debe a que con criterios puramente glotológicos no es posible establecer el límite entre francés y español, serbio y búlgaro, aunque sí entre español y vasco.

Según Lorenzo Renzi dice que “Cuando se quiere distinguir entre el concepto de lengua y el de dialecto surgen grandes dificultades. Existen, naturalmente, modos pre científicos de considerar esta distinción: para un italiano no hay duda de que el veneciano y el napolitano son dialectos, y el italiano, lengua; La lingüística no ha ido, a menudo, más allá de la mera recepción pasiva de esos usos comunes.”

Según Sara Bolaño “La autonomía de una lengua es una cuestión histórica, social, política y hasta económica, y desde el punto de vista estrictamente lingüístico es casi imposible determinar fronteras entre lenguas y dialectos.”

Por lo tanto, en conclusión a lo dicho por los anteriores autores puedo decir que habrían que considerar los dialectos como una variación marcadamente diferenciada en como se habla una lengua en un territorio determinado. Normalmente estas variantes de una lengua tienen raíces profundas en el tiempo conservando particularidades gramaticales o léxicas heredadas de otras lenguas más antiguas. Hay que tener presente que estos procesos lingüísticos son de muy larga duración y no se produce de una generación a otra si no a lo largo de los siglos.