FANDOM



El español de américa a pesar de ser muy grande, ya que es uno de los idiomas más hablados del mundo, conserva una homogeneidad, a pesar de esto existen diferencias entre sus dialectos, por las distancias que puede haber entre los países que se encuentran en este continente, más bien por los colonizadores que conquistaron cada país y así con el paso del tiempo se van creando nuevos tipos de habla en diferentes sectores de cada país, ciudad, población, etc.


El continente americano en el que posee más población hispanohablante, y en ella se hablan la mayoría de los dialectos en español, surgen principalmente de las modalidades de Andalucía y de Extremadura, regiones del sur de España y probablemente más aun del dialecto canario.


La mayoría de filólogos y lingüistas establecieron dos macrosomas dialectales en américa:

El de las tierras costeras (radicales) de características más similares a la mitad sur de España, sobre todo Andalucía y Canarias.

El de las tierras interiores (conservadores), con algunos puntos comunes en fonética con los dialectos de la mitad del norte de España.


Estos macrosomas me parecen una forma demasiado general de ver el español de américa, ya que si bien puede existir diferencia entre norte y sur de España, creo que perfectamente los españoles tanto del sur, como del norte se pudieron juntar durante la conquista de américa, aparte está el tema de que en américa también existían idiomas como el mapudungun que de alguna manera se combina con el español durante la conquista, aunque esto se daría a través de tiempo y espacio en que mezclen dos lenguas distintas, y eso es un punto que no se puede dejar de lado, debido a que a través del tiempo ha variado mucho el español de américa, creo que eso pone en duda como era el español al llegar a américa.

Algunas diferencias entre español de Hispanoamérica y el de España:

El uso del voseo en algunas zonas de Hispanoamérica (especialmente Argentina), inexistente en España.


Uso diferente de diminutivos. Los terminados en -illo, -ete e -ín son propios de España. Los terminados en "-ico", se usan en las regiones de Andalucía oriental, Murcia, Valencia, Navarra y Aragón en España. En Canarias y en los países bañados por el Caribe (Venezuela, Colombia, Cuba y Costa Rica) este diminutivo se usa sólo en las palabras terminadas en -te, -ta y -to.


En España hay dos sonidos [s] y [θ] (correspondientes a las grafías "s" y "z") que en Hispanoamérica se neutralizan en [s]. Este último fenómeno es el llamado seseo, que también se registra en parte de Andalucía (junto con el ceceo) y en Canarias.


Tanto en Hispanoamérica como en España a veces se pluraliza el pronombre "lo" (objeto directo) cuando va acompañado de "se" (objeto indirecto plural) (Se los dije (una cosa a ellos)). Este uso parece ser más corriente o quizá más aceptado socialmente en América.


Distinto uso de ciertos adverbios, preposiciones y conjunciones.




Estas diferencias solo confirman que a través de tiempo y el espacio se va cambiando la lengua de cada pueblo, país, región, etc. Por lo tanto el español de américa presenta una homogeneidad que es innegable, pero a la vez tiene ciertas diferencias que pueden llevarnos a una conclusión confusa y contradictoria, pero aun así esas diferencias son la minoría lo que lleva a considerar al español de américa como una lengua homogénea. Que a través del tiempo y espacio crea nuevos dialectos que pueden llevarnos a caer en la heterogeneidad.'